Infografía de como optimizar el tiempo con la técnica pomodoro

Vamos a ver como optimizar el tiempo con la técnica pomodoro. Los ladrones del tiempo acechan y lo más habitual es que acabemos perdiendo buena parte del día yendo de un lado a otro sin rumbo. Es importante evitar las perdidas de energía y aprender a optimizar el tiempo. Para eso os traigo esta técnica que como los mapas mentales se utilizan desde hace tiempo en el mundo de la empresa.

Cómo optimizar el tiempo con la técnica pomodoro

Hay múltiples técnicas aunque creo que una de las más interesantes, y de las más famosas es la “técnica pomodoro“. Si buscáis por Internet veréis que hay una legión de defensores, aunque también tiene un buen número de detractores que normalmente argumentan que: “Es imposible dedicarle 25 minutos seguidos a una tarea”. Tranquilo, tienes 25 minutos para dedicar a una tarea, es más, si no “enfocas” tu energía en una tarea durante un tiempo concreto acabarás dedicándole el doble del tiempo. Sé que cuándo estás metido en el estrés del día a día, cuándo te llama un cliente, cuándo tu jefe no para de pedirte cosas o un compañero se acerca a tu mesa, da la impresión de que tienes que abandonar tu tarea o si no perderás la venta, enfadaras al jefe…Todo es mentira. Si bloqueamos veinticinco minutos en una tarea nos cundirá el trabajo mucho más y luego tendremos tiempo de calidad para atender a nuestro jefe, compañero y hacer las llamadas de teléfono con tranquilidad.

Os pido que probéis una semana, ahora que viene el verano y baja la carga de trabajo es un buen momento. Si después de una semana no veis resultado abandonadla sin remordimiento de conciencia.

Cómo funciona la técnica pomodoro:

Está demostrado que el cerebro tiene un tiempo máximo de atención. Cada X minutos, en un principio pongamos que X=25 minutos, poco a poco cada uno irá despejando su X, nuestra mente salta de flor en flor. Estos ciclos son renovables, es decir,  podemos ir enlazando unos con otros hasta que tengamos el tiempo que necesitamos. En un principio limitaos a trabajar en grupos de 25 minutos con una pausa en medio de 5, cuando estáis acostumbrados podréis planificar cuantos ciclos necesitareis porque sabéis que tiempo os lleva cada cosa.

Veamoslo con un ejemplo, escribir esta entrada va a llevarme cuatro ciclos.

  1. Escribir la entrada.
  2. Revisarla.
  3. Subir imágenes y optimizar seo.
  4. Publicarla y promocionarla en redes sociales.

Con cualquier aplicación móvil, o un reloj de cocina, marcamos 25 minutos en cuenta atrás. Durante ese tiempo desconectas el móvil y cierras todas las pestañas del navegador. Sólo vamos a trabajar en una cosa, y es escribir la entrada. Al terminar tenemos cinco minutos en los que podemos ir al baño, revisar el correo (no recomiendo contestar aunque si clasificar para contestar todos los correos de una vez) o mirar el teléfono. Terminados estos cinco minutos volvemos a poner el cronometro y empezamos con el segundo ciclo. Durante veinticinco minutos trabajamos en exclusivo en la revisión. Al terminar hacemos otra pausa. Repetimos con el tercer y cuatro ciclo y cuando terminamos el cuatro nos permitimos un descanso largo de 30 minutos. Parece una locura perder media hora, pero llegados a este punto os habrá cundido tanto que podréis perder el tiempo sin remordimientos de conciencia y siempre podéis aprovechar para ir a comer algo o a tomar un café.

Ya conocéis la técnica, sólo me queda recomendaros que cuando empecéis a utilizar esta técnica hagáis cambios en vuestra rutina. Si trabajáis en una empresa grande, podéis ir a una sala de reuniones durante un par de horas. Si trabajáis en casa o en un sitio pequeño podéis cambiar de habitación o iros a alguna zona de la casa en la que nadie os moleste. Moviendo vuestro lugar habitual de trabajo minimizareis las interrupciones.

Ahora que ya sabéis cómo optimizar el tiempo con la técnica pomodoro, veréis como se dispara vuestra productividad, si la combinais con los mapas mentales podeis hacer un combo letal.